18 de noviembre de 2021



El I.E.S. “Valle del Cidacos” de Calahorra participa desde el curso 2.021/2.022 en el Proyecto de Innovación Educativa (P.I.E.) de Centros Educativos Hacia la Sostenibilidad (C.E.H.S.), que promueven la Consejería de Educación y la de Sostenibilidad y Transición Ecológica del Gobierno de La Rioja. Este proyecto tiene como objetivo primordial, promover procesos de aprendizaje colaborativo que capaciten a la comunidad educativa a entender los retos, asumir las responsabilidades, tomar las decisiones y ejecutar las acciones necesarias para construir sociedades más sostenibles.

El “Valle” quiere ser sostenible desde antaño, y por eso tiene un huerto en sus instalaciones desde tiempo inmemoriales, haciendo honor a la fama hortícola de Calahorra (véase una imagen del mismo).


 

Nuestro instituto lleva muchos años comprometido con la sostenibilidad, y buena prueba de ello son las placas solares instaladas sobre el tejado del edificio 3 durante el verano 2.020 (véanse en la foto).

 


Ya en 2.021 dimos varios pasos más: empezamos a seleccionar y a pesar el papel en las aulas, realizamos nuestros propios portabocadillos para evitar el uso de envases desechables, pintamos las papeleras para diferenciar envases de fracción resto biodegradable y llegamos a pintar en nuestro patio los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que promueve la ONU desde 2.015 con el horizonte puesto en 2.030 (la foto inferior muestra parte de estas acciones).

 


Así las cosas, decidimos al inicio del curso 2.021-22 enfrascarnos en este proyecto. Tras el visto bueno de la directora y de su equipo directivo, el claustro de profesores votó a favor por unanimidad adscribirse al mismo (la foto muestra el globo terráqueo en el pabellón Europa).


 

Aunque ya estábamos bastante sensibilizados, en septiembre sacamos a varios grupos del instituto a limpiar basura en los parques más próximos, y el resultado fue muy evidente (Vean la foto, si no).



Pero no solo el medioambiente lo componen plantas y animales que enferman y mueren, o que ven sus hábitats contaminados. El planeta Tierra lo habitan personas, y por ello nuestra campaña para promover solidaridad y así terminar con la pobreza y el hambre (vean abajo juegos en el patio).

 


Como una imagen vale más que mil palabras, al coordinador del proyecto (Carlos Cortés) se le ocurrió simular que quemaba el planeta (vean su cara de loco, mechero en mano).



También se pintaron unas pancartas con bolsas de basura para llamar la atención con falta de coherencia lingüística, bajo el lema “Y tú, ¿Qué aCEHS?” (alumnos de FPB2 brocha en mano).


Los profesores se encontraron con un mensaje sugerente en el centro de su sala principal (foto).


Además, los profesores recibieron un vaso del proyecto C.E.H.S. para reducir el uso de vasos de plástico desechables (foto).


Por otra parte, los pasillos se han decorado con mensajes sugerentes para hacer pensar a los alumnos, incluyendo una simulación de ensuciamiento de las instalaciones, carteles y recortes de prensa. (César posa junto al “photocall” de prensa que detecta nuestras heridas sobre el planeta).

 


Loli dejó en el edificio 2 dedicado a Formación Profesional una denuncia evidente (vean abajo).




Leyre y su equipo han puesto mensajes sugerentes en la sala de profesores y en las escaleras de los edificios 1 y 3, que serán combinadas con sonidos por megafonía próximamente (fotos varias).

 



Ahora quedan 3 años de trabajo para conseguir ser un centro más sostenible. En primer lugar, constituiremos un comité ambiental formado mayoritariamente por alumnos y completado con profesores, personal de administración y servicios, padres y madres de alumnos e incluso representantes institucionales. Posteriormente lanzaremos una encuesta de prediagnóstico para analizar hasta 8 temáticas diferentes.

 

Y una vez analizados los datos de opinión de toda la comunidad educativa del centro, nos volcaremos en trabajar acerca de los 2 temas que requieran más atención, a juicio del alumnado del centro, a fin de conseguir una mayor sostenibilidad ambiental en “El Valle”.

 

8 de noviembre de 2021

LA ESCUELA VA AL TEATRO

 Los alumnos de 1° y 2° de ESO han disfrutado hoy de la representación en el Teatro Ideal de la obra "La Loca Historia de la Literatura" con la compañía Teatro del Poniente. Actividad organizada por el Ayuntamiento de Calahorra. 



28 de octubre de 2021

RENDIMOS HOMENAJE A NUESTRO COMPAÑERO Y ALUMNO


Hamza Bouazzaoui, gran promesa del atletismo, tristemente fallecido este martes 26 de octubre con un minuto de silencio como señal de duelo y condolencias 




 ¡DEP Hamza!









26 de octubre de 2021

LA VENDIMIA LLEGA AL IES VALLE DEL CIDACOS

 

El alumnado de 1º curso del ciclo de grado superior en Educación Infantil, ha experimentado el proceso de la vendimia en el propio IES . A través de esta experiencia  multisensorial, en el módulo de desarrollo cognitivo y motor,  se pretende desarrollar al máximo la estimulación de todos los sentidos, y poder aplicar el ejemplo con sus futuros  alumnos/as. La estimulación sensorial supone la primera forma de descubrir el mundo que les rodea, y está íntimamente vinculada a  la evolución a nivel cognitivo y motor que necesitan los menores  para completar su desarrollo. 

Gusto: probaron las uvas, que estaban dulces. No probamos el mosto 

Vista: les sorprendió la decoración del aula (rieles de uvas y hojas de parra colgando del techo) las uvas eran negras y pequeñas; los barreños para recolectarlas eran de colores muy vivos y  variados; el color del mosto era violáceo. Observaron cómo se producía la mezcla de colores en la hoja de parra que tenían que pintar con pintura de dedos y el resultado final de hojas de todos los colores mezclados y diversidad de patrones. Las caras de sorpresa y reticencia en los compañeros/as al pisar las uvas. 

Tacto: el arrancar las uvas les recordó a que parecían bolas de gel porque estaban blandas, o al sujetarlas en la mano, como una pelotita. El tacto de la lana al separar los racimos de las hojas. Las manos se quedaban pegajosas después de la recogida. Sólo algunos se atrevieron a pisarlas y a extraer el mosto, las primeras sintieron los palos del racimo en los pies y fue desagradable y también frío, después eliminamos el racimo y dejamos únicamente las uvas y fue más agradable porque estaban blandas y era fácil pisarlas, parecía que pisaras un helado. También sintieron el agua fría al lavarse los pies, y eso fue más desagradable. La suavidad de las toallas y el papel al secarse los pies; las témperas  para decorar la hoja de parra, era como una crema suave. Cuando la hoja se secaba de pintura, se volvía rígida y acartonada y sintieron la presión al dar toquecitos con el dedo para decorarlas. 

Olfato: olieron las uvas cuando estaban estrujadas en mosto. El olor recordaba a una bodega, algo agradable, dulce, en otros casos desagradable o peculiar. Fueron conscientes de que con la mascarilla se mitigaban mucho los olores, también olieron la pintura de dedos. El jabón al lavarse las manos les resultó agradable y relajante 

Oído: escucharon la caída de las uvas al suelo cuando las recogían, el ruido al dejarlas caer en el barreño, el crujir de las mismas cuando eran pisadas. A algunas les resultó desagradable el sonido porque  parecía que pisaras cucarachas.  El viento cuando entraba por la ventana abierta y movía algunas hojas, la voz de sus compañeros/as y de la profesora, las hojas de parra cuando chocaban entre sí. El correr del agua mientras se lavaban las manos 

Ha hecho revivir tardes de campo con algún familiar vendimiador. El probarlas, les ha llevado a las 12 campanadas, el pintar con pintura de dedos, a la infancia en el centro de infantil y las ganas de trabajar con niños/as, y la inminente llegada del otoño con los colores de las hojas pintadas